El mandatario aseguró que el ejemplo para salir adelante en esta pandemia empieza por su familia, que debe acatar las normas.

En el departamento del Atlántico, el alcalde del municipio de Juan de Acosta, Carlos Higgins Villanueva, en un hecho inusual entregó a su hijo, a un sobrino y a varios de sus amigos, a la Policía por el incumplimiento de la ley seca y el toque de queda, durante este puente festivo.

Según las disposiciones de ley los tres jóvenes recibieron su respectivo comparendo, tras incumplir el aislamiento social obligatorio y deberán cumplir un trabajo social con la comunidad. El mandatario manifestó que al recibir un video donde su hijo Carlos Manuel Higgins se encontraba incumpliendo la norma, tomó las medidas que correspondían. «Yo acompañe el operativo y los muchachos fueron llevados a un CAI».

«Esto es muy delicado ya que tengo un hijo pequeño y esta acción de salir a la calle hubiera sido fuente de contagio. Sin embargo, mi hijo es un hombre juicioso, esta vez cometió un error y esta dispuesto a dar la cara y ser un ejemplo de que hay que tomar las medidas. Él asumió esta situación sin ningún tipo de rencores porque sabe que es indispensable que la comunidad sepa que hay mano dura para quienes falten a las normas», dijo el mandatario Carlos Higgins.

Digiqole ad Digiqole ad

buenisimacom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *