Alerta por mortandad de peces en el Cesar.

Preocupados y a la vez aterrados, están los habitantes y pescadores en el municipio de Chimichagua, Cesar, por la inesperada mortandad de peces en la Ciénaga de Candelaria, afectando directamente a la especie arenca.

Esta situación pone en alerta a las autoridades ambientales, pero aún a los más de 800 pescadores de la zona, quienes han asegurado que la causa de este hecho podría ser la falta de oxigenación de los cuerpos de agua, ya que se maneja la información que los acuicultores tienen 70 jaulas flotantes para el cultivo de otros peces.

Libia Arciniegas, presidenta de la Federación de Pescadores Artesanal y Ambientalista del Cesar, reiteró que cuando los acuicultores echan la comida a las otras especies, en parte se descompone quedando en el fondo una materia orgánica que llega a ponerse verde, de allí que la arenga pierda la oxigenación y mueren.

En la orilla de la ciénaga se observa la cantidad de peces muertos, generando malos olores y una evidente contaminación ambiental, que afecta además la labor de los pescadores de la región, quienes piden a las autoridades implementar acciones inmediatas.
Este tipo de situaciones no es la primera vez que se presenta, suele ocurrir por el ciclo de fenómenos ente al inicio de invierno y de verano, según afirman los expertos.

NO ES LA CAUSA

Al respecto, Libardo Lascarro, coordinador de Pomca y ordenamiento territorial de Corpocesar, aseguró que las jaulas fueron ubicadas por acuicultores en zonas apartadas, incluso, el alimento que se les proporciona ayuda al resto de las especies.
Los cultivos son estrategias del Gobierno nacional de alternativas para los pescadores, y por ello se mantiene un constante monitoreo en el proceso para conservar el medio ambiente y el cuerpo de agua.

En la ciénaga, el agua es muy alcalina y no garantiza la vida biológica de las especies. “Podría generarse por una composición geográfica que tiene la zona, es decir, el recambio de agua que conlleva a la concentración primaria de la misma, que son plantas y animales microscópicos que se encuentran en estos cuerpos de agua”, dijo el funcionario.

A esto se le suman la posible presencia de un alga tóxica que consumirían los peces y esto les pudo haber ocasionado la muerte, o un posible maltrato por ciertos métodos de pesca. Sin embargo, se iniciará una investigación con la autoridad nacional de apicultura y pesca para determinar las causas de esta mortandad.

Digiqole ad Digiqole ad

buenisimacom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *