El papa denuncia en Tailandia el flagelo de la prostitución de niños y mujeres

El tema del turismo sexual y la trata, a los que el Vaticano ha dedicado numerosas cumbres y conferencias internacionales, era sin duda uno de los temas que se esperaba afrontase el papa en este viaje a Tailandia.

 


Por: EFE

En Tailandia, una de las mayores metas del turismo sexual, el papa Francisco denunció durante una misa en el estadio de la capital el flagelo de la prostitución, y de la trata a la que se expone a niños, niñas y mujeres.

Francisco, que llegó el miércoles a Tailandia para una visita de tres días y que luego se desplazará a Japón, comenzó este jueves una agenda repleta de encuentros que concluyó con una misa en el estadio Rajamangala de Bangkok a la que acudieron cerca de 60.000 fieles, según las autoridades.

Representantes de la pequeña comunidad católica del país -integrada por cerca 388.000 personas, que suponen alrededor del 0,58 % de la población-, pero también muchos migrantes católicos de los países vecinos, asistieron a la ceremonia. La conferencia episcopal tailandesa comunicó la llegada para la visita del papa de cerca 2.500 vietnamitas.

El papa recordó durante la misa que la visita coincide con los 350 años de la creación del primer Vicariato Apostólico del entonces Siam (1669-2019), relató que tan sólo dos misioneros fueron capaces de animarse a evangelizar estas tierras y defendió que los misioneros no son «mercenarios de la fe».

El tema del turismo sexual y la trata, a los que el Vaticano ha dedicado numerosas cumbres y conferencias internacionales, era sin duda uno de los temas que se esperaba afrontase el papa en este viaje a Tailandia.

Así durante la homilía citó a «los niños, niñas y mujeres expuestos a la prostitución y a la trata, desfigurados en su dignidad más auténtica», un flagelo al que ya se había referido durante su discurso a las autoridades por la mañana, aunque de manera más cauta.

Ante el primer ministro tailandés, el general Prayut Chan-ocha, Jorge Bergoglio denunció que en nuestros días «mujeres y niños son particularmente vulnerados, violentados y expuestos a toda forma de explotación, esclavitud, violencia y abuso».

Aunque quiso reconocer «los esfuerzos del Gobierno tailandés para extirpar este flagelo, así como a todas aquellas personas y organizaciones que trabajan incansablemente para erradicar este mal y ofrecer un camino de dignidad».

Paradójicamente en Tailandia donde la prostitución es ilegal, organizaciones pro derechos humanos datan la cifra de entre 200.000 y 300.000 prostitutas.

El número de menores de 18 años relacionados con la explotación sexual varía desde los 12.000, estimados por el instituto estadounidense «Protecction Project», hasta los 40.000, según un estudio de la universidad tailandesa de Chulalongkom.

Digiqole ad Digiqole ad

buenisimacom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *