En juicio, víctimas señalaron al Mounstruo de Becerril.

Ante el Juzgado Segundo Penal del Circuito con función de Conocimiento de Valledupar comparecieron varias mujeres que señalaron a Máximo Gener Mendoza Beleño, conocido como el ‘Monstruo de Becerril’, de haberlas violado sexualmente en distintas ocasiones.

La primera fue una fémina mayor de edad que compareció como testigo de la Fiscalía 13 seccional en la audiencia de juicio oral en la tarde del martes. En la diligencia aseguró que desde los 11 a 15 años aproximadamente Mendoza Beleño la sometió a vejámenes sexuales en una vivienda en la que convivió con él por un tiempo en Becerril.

Agregó que en el año 2019 notó que los abusos del hombre alcanzaron también a otras femeninas que en ese entonces eran menores de edad. “Decía que tenía que ser el primer hombre con que se estuviera, aunque uno le decía que no le gustaba, lo hacía y decía que no se podía decir nada”, aseguró la testigo.

Otra joven de 18 años de edad también rindió declaración y aseguró que el procesado se inventaba paseos para cometer los abusos sexuales en un árbol retirado y otros sitios de su preferencia. “A veces nos decía que fuéramos al parque a comprar un helado, pero ya sabíamos para qué y si decíamos que no, nos amenazaba con hacernos daño”, enfatizó la joven.

Explicó que solamente hasta los 12 y 13 años de edad comenzó a comprender que la estaban abusando sexualmente.

Durante los actos supuestamente el sujeto las obligaba a grabar las violaciones y tomar fotografías. Además, aseguraron que se molestaba si veía a las afectadas conversando con otros hombres.

Esta investigación surgió por la denuncia que una de las víctimas instauró ante las autoridades siendo mayor de edad.

A Mendoza Beleño lo señalaron de haber violado en el municipio de Becerril a tres mujeres cuando eran menores de edad. Es así que en el mes de abril de 2019 los detectives del CTI y el Ejército capturaron a Mendoza Beleño para que respondiera por las acusaciones ante la justicia.

De igual modo lo presentaron ante un juez de control de garantías que decidió enviarlo a prisión mientras afrontaba el juicio por el delito de acceso carnal violento agravado en concurso homogéneo y sucesivo.

Actualmente se encuentra recluido en la Penitenciaria de Máxima y Mediana Seguridad de Valledupar, más conocida como ‘La Tramacúa’.

Digiqole ad Digiqole ad

buenisimacom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *