Enfermera de Magangué habría aportado dinero para secuestro de un ganadero.

Aunque para los conocidos y familiares de Lina Solano Aguirre, de 26 años de edad, ella es inocente de los delitos que se le acusan, para las autoridades es todo lo contrario, ya que presuntamente, la enfermera magangueleña habría hecho parte fundamental en el secuestro del ganadero y médico sucreño, Fabio Hernández Salom.

En rueda de prensa Nacional, presidida por el nuevo ministro de Defensa, Diego Molano, este señaló los alias y las funciones de cada uno de los capturados de la siguiente manera: «alias ‘Logístico’, presunto cabecilla de la organización criminal y encargado de hacerle seguimiento a la víctima hasta la finca; alias ‘Tocayo’ y alias ‘Palermo’, supuestamente encargados de custodiar al secuestrado; alias ‘Berlín’, quien sería el que vigilaba a la víctima y monitorear la vivienda de los familiares; alias ‘Cacharro’, que al parecer esperó a las víctimas en la finca Monserrate para abordarlos al momento del rapto; alias ‘Nata’, la que supuestame estaba comprometida con las pruebas de supervivencia para entregar a la familia de la víctima; alias ‘La Mona’ (magangueleña), presunta encargada de coordinar y financiar económicamente al grupo delincuencial y alias ‘La Mella’, quie al parecer era la responsable de suministrar los alimentos al médico en su condición de secuestrado.

Su supuesta participación

Indagando con fuentes judiciales, La Voz Caribe, supo en exclusiva, que son varias interceptaciones que comprometerían directamente a Lina Solano, pues en varias grabaciones y chats por redes sociales, esta magangueleña, presuntamente aportó casi 3 millones de pesos, que sirvieron para gasolina, un mercado para los alimentos de la víctima y los peajes cuando el hombre fue trasladado en una camioneta hasta su destino.

Así mismo, en las conversaciones esta habría expresado que estaba «ansiosa por recibir el dinero de un negocio grande», que según las autoridades, se refería al pago de la supuesta extorsión a la familia del ganadero, la cual superaba los mil doscientos millones de pesos.

Por otra parte, las autoridades indicaron que la organización llevaba el nombre de ‘Los hijos del pueblo de Dios».

Es importante recordar que el ‘plagio’ al médico, sucedió el pasado 8 de enero cuando este se dirigía a su finca Monserate, la cual está ubicada en el municipio de Tolú Viejo, Sucre. De la misma manera, vale mencionar que solo supieron del paradero del hombre, cuando las ocho personas vinculadas al hecho fueron capturadas y revelaron que al parecer le quitaron la vida y luego lo sepultaron en una fosa común en el Magdalena Medio.

Actualmente, los capturados enfrentan cargos por concierto para delinquir, secuestro, extorsión y homicidio; que de acuerdo con las leyes colombianas, de determinar el grado de responsabilidad de cada uno de los presuntos implicados y ser condenados, pagarían una pena que oscila entre los 30 y 45 años de prisión.

Digiqole ad Digiqole ad

buenisimacom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *