Le dieron trabajo y se voló con el producido, la mercancía y hasta el vehículo.

La denuncia fue realizada por la víctima en un diario en Santa Marta.

El señor fue identificado como Eduardo de nacionalidad Venezolana. Quien llegó hasta la microempresa «RICO PETO» en el barrio Simón Bolívar de Santa Marta a pedir trabajo y se lo dieron, en su primer día de trabajo salió con un triciclo más la olla de peto llena y es la hora y no regreso ni con la olla, ni con dinero, ni el peto.

El propietario de la microempresa asegura que lo hizo de buena fe y dijo que el hombre le rogó que le diera la oportunidad ya que tenía sus hijos sin comer y la estaban pasando mal económicamente. El administrador dice sentirse traicionado.

Digiqole ad Digiqole ad

buenisimacom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *