Prssunto asesino de médico Tico Aroca jura ser inocente.

Jaider Hernán Acuña Barrios, alias ‘Jaider Polo’, quien es procesado por el crimen del médico pediatra Alberto ‘Tico’ Aroca Saad, rompió silencio en su propio juicio para afirmar que “es inocente ante los ojos de Dios”.

Durante su intervención ante el Juzgado Quinto Penal del Circuito con función de Conocimiento aseguró que el día del crimen ocurrido el 20 de agosto de 2019 se disponía a alistarse para trabajar como vigilante comunitario en los predios que están en la margen derecha del río Guatapurí de Valledupar.

“Me dedicaba a la vigilancia de las parcelas que están en la parte de atrás donde vivo (en Villa del Rosario). Él (cuñado) caminaba por las noches y yo le recibía en la mañana para entregarle a las 6:00 de la tarde”, acotó Acuña Barrios.

Precisó, además, que durante su trabajo acostumbraba a llegar a una parcela de propiedad de una señora y que cuando sucedió el homicidio estaba durmiendo y lo despertaron para trabajar.

Agregó que su papá tenía prendida la radio y por eso se enteró de la noticia de que habían asesinado al médico ‘Tipo’ Aroca por la altura de la carrera cuarta.

Al ser cuestionado sobre el testimonio del exparamilitar, Fernando Andrade, que lo señaló como el homicida, manifestó que este estaba sumergido en la indigencia antes de ser capturado por las autoridades en el 2019 para que pagara una condena.

“Lo conozco, sí, pero hace un año que no he hablado con él. La última vez que lo vi fue con un saco lleno de potes, estaba en indigencia; ante los ojos de Dios hablo con la verdad”, acotó.

Finalmente, manifestó que el 15 de septiembre de 2019 que fue capturado por agentes del CTI de la Fiscalía y la Sijín se encontraba en el barrio Populandia de la ciudad pendiente de hacer política en favor de un candidato que le había prometido unos radios para su trabajo.

La declaración la entregó luego que su abogado defensor presentara a dos testigos: el cuñado del procesado y un detective privado.

El pariente Axir Vega manifestó similares circunstancias a las de Acuña Barios e indicó que a veces llegaba por las mañanas a su casa a despertarlo para que cumpliera con el turno de vigilancia.

“Debido a que este barrio está un poco en zona roja nosotros trabajábamos todos los días incansablemente para ayudar a esa población de la tercera edad, los que no viven por acá no saben todo lo que tuvieron que hacer para tener sus gallinitas y se las vengan a robar. Trabajábamos una semana de día y otra de noche, sin descanso”, aseguró Vega.

El detective, por su parte, corroboró que el ‘testigo estrella’ de la Fiscalía, Fernando Andrade, en años anteriores estaba en precarias condiciones.

“Se encontró que este señor estaba en un estado de indigencia, o de tocar fondo, vivía prácticamente en la calle, tenía la casa de la vivienda materna solo para pernotar. Muchos decían incluso que estaba sumergido en el mundo del vicio, la ropa era de harapos y andaba a pies descalzo”, aseveró el detective.

En la diligencia solo faltó por declarar una presidente de Junta de Acción Comunal que no ha sido contactada por la defensa. Razón a esto, el juicio fue suspendido para continuarlo en el mes de marzo.

En la próxima audiencia si se presenta el último testigo, el juez daría paso a los alegatos de conclusiones para clausurar el debate probatorio.

Por ahora, Jaider Acuña Barrios enfrenta el proceso por los delitos de homicidio agravado, tráfico o porte de arma de fuego agravado, estando en libertad.

Digiqole ad Digiqole ad

buenisimacom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *