Sacerdote colombiano fue asesinado en África.

El padre oriundo de Cúcuta prestaba sus servicios humanitarios en Angola.

El hecho se presentó en la comunidad de Zango (municipio de Viana en Luanda, que es la capital de Angola, en África Central), donde el sacerdote prestaba sus servicios religiosos desde hace 6 años.

Se trata del padre Manuel Ubaldo Jáuregui Vega, de 36 años de edad, el cual se formó en el barrio Cuberos Niño de Cúcuta e inmediatamente obtuvo su ordenación se fue al continente africano.

El sacerdote -al parecer- salió de una reunión en horas de la noche y, al subirse en una camioneta, chocó una motocicleta. Al bajarse (para percatarse de los daños) fue abordado por el propietario de la motocicleta, quien le hizo dos heridas con arma blanca en el pecho.

El sacerdote cucuteño fue trasladado a un centro hospitalario, pero la gravedad de las heridas en los órganos internos generaron su deceso. El agresor fue capturado por las autoridades locales y permanece bajo custodia.

Luz Marina Vega, madre de crianza del sacerdote, le dijo a Caracol Radio que “él siempre fue una buena persona, vivió para servir a la comunidad y nos duele su partida, y más en estas condiciones en donde esta tan lejos, no sabemos qué va a pasar ahora y necesitamos la ayuda del Gobierno para poder traerlo hasta esta región de frontera”.

El sacerdote era el Vicario Parroquial de la Parroquia Santísima Trinidad de la comunidad misionera de Xaverianos de Yarumal en Luanda. Los familiares le han pedido ayuda a la Cancillería colombiana porque la repatriación del cuerpo puede costar hasta 50 millones de pesos y por pandemia es más difícil la labor para trasladar sus restos mortales.

El sacerdote tuvo la oportunidad de estar en La capilla Sixtina de El Vaticano, concelebro la Eucaristía con él para Francisco, invitado por la congregación religiosa misionera.

Por: Caracol Radio

Digiqole ad Digiqole ad

buenisimacom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *